Basora, la Venecia de Oriente Medio

[Total:2    Promedio:1/5]

Cuando creíamos que lo sabíamos todo, aparece una noticia por varios medios, donde reza que, Irak está recibiendo sus primeros turistas, y buscando he encontrado publicidad que lo confirma. Por si fuera de tu interés y riesgo aquí va una recomendación con advertencia incluida.

Cuando alguien oye hablar de alguna ciudad en Irak se imagina un lugar desierto, con mucho calor y los conocidos conflictos bélicos. Aunque este panorama es de sobras sabido, resulta que existe un lugar que es considerado toda una maravilla histórica que se remonta al popular cuento de las Mil y una noches.

Se trata de Basora, una ciudad que esconde culturas milenarias que atraen la atención de los fanáticos de la historia que se atreven a viajar por aquellas tierras, aunque el gobierno hace muchos esfuerzos por promocionar el turismo en Irak, la sensación de inseguridad que hoy por hoy nos dá esta situación hace que aun lo veamos un tanto lejano el viajar por estas tierras.

Como incansable buscador de destinos nuevos donde viajar es que os comparto el resultado de esta investigación que ojalá deba actualizar de aquí a unos años, y podamos compartir éste, aunque hoy golpeado, maravilloso destino.

De acuerdo con los registros de las autoridades iraquíes, Basora es la segunda ciudad más grande del país y concentra uno de los mayores número de ciudadanos residentes en ella. Está ubicada muy cerca del Golfo Pérsico, por lo que es bastante obvio que cuenta con hermosas vistas del mar. Está muy cerca de la capital de la nación, Bagdad, aunque hoy por hoy se intente promocionar visitar este destino tal como lo estan anunciando, y es más, ya estén recibiendo los primeros turistas, viajar a Basora, de momento para mi no es viable ni seguro, y mira que me he metido en zonas de riesgo.

Suponiendo que se pudiere visitar Basora según notas de antiguos viajeros recalcan que entre los principales puntos a visitar, aparte de disfrutar de sus costas, tiene un punto de color, al encontrarse en una zona agrícola que deja al alcance de la vista, extensos y nutridos cultivos de arroz, centeno, maíz, trigo y dátiles, productos muy populares en Irak. Incluso esas imágenes se pueden percibir desde el avión cuando está aterrizando.

La ciudad de Basora es también es fuente importante de la economía iraquí, porque posee una refinería de petróleo, la cual produce cantidades exorbitantes del carburante que sirve para la exportación. Pero eso no es todo. Basora también tiene como principal característica unos canales que hacen que reciba el nombre de la Venecia de Oriente Medio. Esos espacios navegables sirven para que los turistas y propios hagan largos paseos mientras conocen más sobre la historia de la localidad.

Sus habitantes atraen la atención contando relatos bíblicos que han ocurrido en este territorio. Pese a los prolongados enfrentamientos comunes por la guerra, Basora aún se mantiene en pie y se sobrepone a los estragos que dejan estas situaciones bélicas. Nada amilana a sus ciudadanos, quienes continúan trabajando para que el turismo sea pujante como lo había sido antes del comienzo de la guerra.

Basora es una de las ciudades más emblemáticas y enigmáticas de todo Irak y al mismo tiempo la convierten en un probable destino en Oriente medio, aunque por los motivos anteriormente descritos, no sea de momento seguro visitarla . Los operadores turísticos prometen que no se darán por vencidos y seguirán trabajando para seguir ofreciendo lo mejor a los visitantes.

Si dispones de suficiente dinero y deseas darte un lujo (con un plus de seguridad), el Basra International Hotel es una opción, ubicado en la calle Corniche de Basora. Es cinco un estrellas, que lo hace único de su tipo en la localidad.

Esperemos que algún día estos lugares que hoy solo podemos desear estén nuevamente disponibles a ser visitados y que Basora vuelva a ser la Venecia de medio Oriente.

 

Deja un comentario