Vivimos las playas peruanas en Huanchaco

EL PASADO SE ENCUENTRA CON EL PRESENTE

Hay muchos sitios arqueológicos impresionantes en las regiones del norte del Perú. Un simple viaje de un día puede permitirte ver tanto la Zona Arqueológica de Chan Chan como las Huacas del Sol y de la Luna.

Chan Chan es un Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en el distrito de Huanchaco. Chan Chan fue la capital del Reino Chimú en el siglo XV. Está situada en el otrora fértil valle del río Moche o Santa Catalina, y fue la ciudad de arquitectura de tierra más grande de la América precolombina. Los ríos Moche y Chicama suministraron una vez un excedente de agua, que sostuvo la región alrededor de Chan Chan durante el apogeo de la civilización Chimú.

Las Huacas del Sol y de la Luna son templos de adobe y ladrillo construidos por la civilización Moche entre el 100 y el 800 d.C. Los arqueólogos han estimado que la Huaca del Sol estaba compuesta por más de 130 millones de ladrillos de adobe y fue la mayor estructura de adobe precolombina construida en América. Situados en el centro de la capital de Moche, los templos parecen haber sido utilizados para actividades rituales y ceremoniales y como residencia real y cámaras funerarias.

Huanchaco tiene un surf increíble, comida, sitios, pero sobre todo gente muy amable e interesante. Se preocupan profundamente por su cultura peruana y el medio ambiente, y comparten esa pasión con todos los que viajan allí. Aunque la lista de cosas que hacer y ver en Perú es larga, visitar Huanchaco definitivamente vale la pena.

El sol del mediodía pegaba fuerte sobre la ciudad de Trujillo, en la República de Perú, y el apetito comenzaba a hacer mella en los estómagos de más de uno. Por eso, y siempre atentos a los consejos de nuestra guía Carla, nos dirigimos hacia las cercanas costas del Pacífico y hacia una de sus playas más lindas: Huanchaco, para recobrar energías y encarar así el resto del día.

Según nos contó la gente del lugar, Huanchaco es el balneario más tradicional y visitado de la ciudad de Trujillo; su nombre viene de Guaukocha (hermosa laguna con peces dorados). Pero antes de probar las costas y las aguas del Océano Pacífico, como les decía, era el mediodía y el apetito comenzaba a experimentar sus primeros síntomas de necesidad. Por eso fuimos primero a “Huanchaco Beach”, un sitio gastronómico en donde saboreamos manjares típicos peruanos, preparados especialmente por la Chef y dueña del lugar, María Díaz de Lam.

Como sabrán, la cocina peruana, y en especial la costeña, tiene a los mariscos como materia principal de muchos de sus platos. Entre los más destacados, y los que más recomendamos para degustar, se encuentran el arroz con mariscos, la jalea, el chupe de camarones, el caldo de choros, el arroz con choros, conchitas a la parmesana, choritos a la chalaca, cebiche de conchas negras, cebiche de mariscos, chicharrón de calamar… Y todos ellos y muchos más fueron pasando uno tras otros, servidos en prolijas fuentes, ante nosotros. (Y por supuesto, todos fueron probados… ¡Deliciosos!)

 

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Deja un comentario

Más en Peru
vacaciones en las montañas peruanas – Callejón de Huaylas

Para los que desean disfrutar de unas increíbles vacaciones en las montañas peruanas, el Callejón de Huaylas es un inolvidable...

Cerrar