Estados Balticos

Los estados Bálticos no están en las listas de muchos viajeros, si es que estás buscando, arquitectura, buena comida, buenos precios, algo de ambiente nocturno interesante, naturaleza y si  es verano hasta disfrutas del mar, eso es lo que queremos proponerte con estos tres países conforman lo que  denominan Los Estados Bálticos y son Letonia, Lituania y Estonia.

Visitar Estonia

La capital de Estonia es  Tallin es una ciudad muy bien conservada. De hecho,  lo más aconsejable es visitar su casco antiguo, el cual es patrimonio de la Unesco, como bien podeis ver en la imagen a continuación vale la pena visitar Estonia.

 

La ciudad de Tallin se distingue por ser una de las ciudades medievales mejor conservadas del norte de Europa, las partes antiguas de la ciudad fueron construidas el siglo XIII. Hacer un paseo por esta encantadora zona le dará la oportunidad de perderse en un laberinto de callejuelas, edificios de siglos de antigüedad casi a cada paso.

En su viaje a Estonia, cuando viaje a Tallin déjese algo de tiempo para subir a la colina de Toompea, que ofrece una vista espectacular de la parte antigua de la ciudad, principalmente si visita el mirador de Kohtuotsa, desde donde se puede ver completamente a la ciudad..

Parnu

Aproximadamente a dos horas en coche desde Tallin, Parnu es otro de los puntos destacados de su viaje a Estonia. Esta ciudad combina los atractivos de una ciudad costera con una gran cantidad de puntos de interés histórico, que le da un encanto distintivo.

Con 11.000 años de historia a cuestas, Parnu  fue fundada en el siglo XIII y fue una importante ciudad hanseática durante la época medieval, una parte importante de la cultura de la ciudad ronda en este aspecto incluso escenificando festivales anuales de Hanseatic. Una excursión aquí puede ser un viaje de descubrimiento cultural importante, o simplemente un relajante interludio entre visitar un estado Báltico y otro .

Visitar Letonia

Nombrada Capital Europea de la cultura en el año 2014, la capital letona de Riga sin duda merece la pena visitar en su viaje a Estonia, y si visita la parte antigua de Riga, seguramente quedará gratamente sorprendido.

Riga, Latvia

Situado en la margen derecha del Daugava, la parte antigua de Riga es el corazón histórico y geográfico de la ciudad. Las callejuelas se remontan a tiempos medievales, cuando Riga era un poderoso puerto. El punto culminante de explorar esta parte de la ciudad es descubrir su arquitectura, que evoca el pasado maravillosamente y que incluye edificios como la Catedral de Riga, el Palacio de piedra blanca y nuestra siguiente recomendación es la casa de las cabezas negras.


Construida en el año 1334, la casa de las cabezas negras fue diseñada como un lugar de encuentro para las diversas organizaciones sociales en Riga. También fue utilizada como lugar de celebración, aunque por los años 1700 sus ocupantes habían disminuido a un grupo principal la sociedad de las espinillas.

Este sitio impresionante  ha sido reconstruido  varias veces, y es que fue arrasada durante la II Guerra Mundial. En 1999, se terminó su reconstrucción, felizmente que hoy en día aún podemos disfrutar este testimonio pasado de la  hanseática la ciudad.

Visitar Lituania

Colina de las cruces, Lituania

Un lugar de peregrinación popular, la colina de las cruces es una de las atracciones más singulares de Lituania. La colina es, como sugiere su nombre, cubierta de cruces – pero esto no es cualquier tipo de monumento formal o colección de esculturas.

Las cruces son colocadas aquí por peregrinos y varían considerablemente en cuanto a estilo y tamaño. Utiliza como acompañamiento de rezos, monumentos y obras de arte, estas cruces son una maravilla para explorar. Si desea aun más o simplemente tener un recuerdo de su paso,  puede comprar cruces a los comercios de recuerdos locales.

Puertas de la Aurora, Lituania

La maravillosa capital de Lituania, Vilnius, es hogar de una serie de atractivos y uno de los mejores, es las puertas de la aurora. Uno de los monumentos más queridos de la ciudad, esta puerta de la ciudad del siglo 16 es la única puerta sobreviviente de las muchas que una vez protegían la ciudad.

Hoy en día, la puerta se ha convertido en un santuario, uno de los más visitados de la ciudad. La capilla de la puertas de la Aurora alberga la pintura de la Santísima Virgen María, madre de misericordia (también conocida como la Madonna de Vilnius), que se dice que tienen poderes  milagrosos una de las razones por la que este sitio es tan venerado.

 

 

Esperamos tentarte de visitar los Estados Bálticos, ya que son una mas que interesante opción como circuito turístico, donde conocerás otra parte de esta Maravillosa Europa.

Si deseas ver mas información podrías visitar:

[Total:0    Promedio:0/5]