Que ver en Viena en dos días

[Total:5    Promedio:4.4/5]

Que ver en Viena en dos días

Qué hacer en Viena durante un fin de semana

A orillas del Danubio y en Europa central, la ciudad de Viena es la capital de Austria y cuenta con más de 1’7 millones de habitantes. Su idioma oficial es el alemán y es la décima ciudad más poblada de la Unión Europea.

Si por algo destaca Viena es por su historia y su patrimonio artístico y cultural. Es por ello que no podemos pasar por alto esta ciudad en nuestro calendario turístico. Con este post, esperamos convenceros de los motivos por los que visitar Viena debería ser obligatorio.

disfruta-viena-viajohoy-com-6

Disfruta de Viena en 48 horas

Vamos a planificar nuestro fin de semana teniendo en cuenta una disponibilidad de 48 horas en la ciudad, suponiendo que llegamos un viernes por la tarde y regresamos el domingo.

La tarde del viernes por el centro de Viena

Disfrutar de Viena será la tarea más fácil que hayas tenido en mucho tiempo, tan sólo tendrás que dejarte llevar. El día de nuestra llegada es probable que no podamos visitar ningún museo ni demasiados monumentos por falta de tiempo, así que lo más sencillo que podremos hacer será caminar por el centro de esta histórica ciudad.

Catedral de viena

Iniciaremos nuestro paseo en el punto neurálgico de la ciudad, la Plaza de San Esteban o Stephansplatz. Caminando por sus calles llegaremos a la Catedral de San Esteban, el templo religioso más importante de la ciudad. Saliendo de la catedral, podemos dirigirnos a la también cercana y famosa Ópera de Viena, la compañía de ópera más importante del mundo, inaugurada en 1869. A pesar de no poder visitarla por dentro por aquellas horas, contemplar su belleza exterior nunca estará de más y así repetiremos con ganas de ver mucho más.

Si queremos llegar a cenar en algún restaurante antes de que nos cierren temprano, encontraremos gastronomía típica de Viena por las calles cercanas a la catedral.

Sábado cultural en Viena

Comenzamos el día cerca de donde lo hicimos ayer, en la parada de metro de Herrengasse, para poder visitar todo el centro de Viena en profundidad.

A partir de ahí, podremos visitar una serie de lugares destacados de la ciudad:

  • El Palacio Hofburg: este es uno de los mayores exponentes del patrimonio histórico de la ciudad, que fue residencia de la familia Habsburgo durante más de 600 años. En él encontraréis el Museo Sisi, dedicado a la famosa emperatriz.
  • La Biblioteca Nacional Austriaca: de estilo barroco, esta biblioteca es considerada una de las más bonitas del mundo, construida en el siglo XVIII bajo el mandato del emperador Carlos VI.
  • Parque Burggarten: de camino a la Ópera, cruzaremos estos jardines, que se encuentran al lado del Palacio de Hofburg –fue su jardín privado- en el lugar que ocupaban las antiguas murallas. En él encontraréis monumentos dedicados a Mozart y a Goethe.
  • La Ópera Nacional de Viena: llega el momento de volver a la Ópera de Viena, esta vez para poder visitarla por dentro (se abre al público de 13 a 15h).
  • Avenida Ringstrasse: una vez salimos de la Ópera Nacional de Viena, situada en la conocida y popular Avenida Ringstrasse, podemos recorrer esta calle para observar sus edificios: el Ayuntamiento, la Bolsa, el Parlamento, el Burgtheater, la Iglesia Votiva o la Universidad.
  • Hundertwasserhaus: después de recorrer la avenida, nos dirigiremos hacia el complejo residecial de Hundertwasserhaus, que destaca por su originalidad en colores y formas.
  • Prater: para terminar el día, si os gustan las atracciones, podéis visitar el parque de atracciones más antiguo del mundo, llamado Prater. Tan sólo tendréis que cruzar el río, o bien podéis visitar el StadtPark.

disfruta-viena-viajohoy-com-3

Domingo, cerrando el fin de semana

Si durante el sábado nos dedicamos a visitar todo aquello que está en el centro de la ciudad, hoy aprovecharemos para alejarnos un poco más y empezaremos nuestra ruta visitando el Palacio de Schönbrunn, que fue la residencia de verano de la familia Habsburgo.

Saliendo de allí, cogeremos el metro para dirigirnos hacia el mercado Naschmarkt, uno de los más famosos de Viena y que cuenta con una larga vida desde su inicio en el siglo XVI.

Para cerrar el día, volveremos al centro de la capital y visitaremos la Cripta Imperial, bajo la Iglesia de los Capuchinos. Ésta cuenta con féretros de la realeza austríaca. Ya por último, para despedirnos de la ciudad, podemos comer una Tarta Sacher, típica de Austria.

Visita viena

Deja un comentario

Más en Austria
Innsbruck-viajohoy2
Innsbruck, la belleza helada de Austria

Innsbruck, la belleza helada de Austria Con el paso de los años, Austria se ha posicionado como uno de los...

Cerrar